38
Todos mis pasos daban a ti…
Al girar una calle
Al torcer una esquina
Hay veces que te escondías 
Pero sabía que ahí estabas y eso me daba calma.
No entiendo cómo las personas pueden caminar sin admirarte. 
Y sin embargo, tú,
que te adueñas de nuestros lamentos,
de nuestros sueños y sufrimiento…
ahí estás…
feliz…
Sin importarte si te miran o no. 
Sin importarte si te admiran o no.
 
Dispuesta a acoger otro corazón, otra alma, otro deseo y otras lágrimas.
Sin pedirnos nada a cambio.
Solo dándonos tu luz…
Tu Luz de Luna🌙

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s